martes, 29 de junio de 2010

Normas de Cortesía

Son hábitos que adquirimos desde los primeros años de vida y se van desarrollando durante nuestro crecimiento además son partes de nuestra vida cotidiana ya que las empleamos en el día a día. Las normas de cortesía son el primer paso del comportamiento humano, que nos diferencia de los demás, sino poseemos normas de cortesía no podemos convivir con las personas que nos rodea.


Su importancia


Es importante que aprendan desde pequeño las normas de cortesía ya que gracias a ellas aprenden a convivir y a comunicarse de un modo correcto con las personas que los rodean y eso lo prepara para tener unas relaciones más fluidas y sanas en el futuro, además le ayuda a compartir, a sentirse más seguro y a controlarse y ser capaz de controlar posibles impulsos negativos, como insultar, dar contestas desagradables y tirar las cosas al suelo. Con estas normas ayudamos a que el niño aprenda de una manera a dar las gracias o se despida correctamente, no es que aprenda a realizar esos actos amables de una forma ligera, sino que se ponga en el lugar del otro, se preocupe por el bienestar de las personas que lo rodean y tratar de hacerle la vida más agradable.



Recomendación para los padres.


La buena educación comienza en casa. El niño aprende por imitación así como lo cita Piaget, ya que ellos son como una esponja y absorbe todo lo que ven. Y, según los estudios realizados por varios psicólogos al respecto, en la adquisición de buenos o malos modales, más que en ningún otro aprendizaje, los principales modelos de los pequeños son sus padres.












¿Desde que edad se puede educar normas de cortesía en el niño?


Desde que el niño es un bebé. Ya que tiene su capacidad de absorción es considerable, siempre tendrá que estar preparado para dar ejemplo: a los 2 años el niño puede saludar y despedirse dando un beso, decir por favor y dar las gracias.

A los 3 años puede recoger las cosas después de usarlas y pedir disculpas cuando ha hecho algo malo, y desde los 4 años se le pude pedir que sea paciente, que mastique con la boca cerrada, que se generoso con sus amigos, que utilice bien los cubiertos y que conteste correctamente al teléfono. Enseñar a los niños normas de cortesía les prepara para la convivencia y les ayuda a ponerse en el lugar del otro.











Bibliografía
http://www.crecerfeliz.es/Ninos/Educacion/Buenos-modales http://www.webdehogar.com/familia/05053003.htm

Imágenes

Libro: Los Valores de los Pequeños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada